14 sept. 2017

EL NUEVO EUROPEO - THE NEW EUROPEAN


GUIÓN: Alan Moore
DIBUJO: Gary Frank (lápiz) y Cam Smith (tinta)
COLOR: Haberlin Studios
Traducción y Maquetación: Maese ABL

Historia de 12 páginas para una colaboración con Harris Comics sobre el centenario de Drácula. Octubre de 1997.


COMPLEMENTO: ENTREVISTA A ALAN MOORE SOBRE DRÁCULA
http://embryoamoore.blogspot.com.es/2017/09/entrevista-alan-moore-sobre-dracula.html

ENTREVISTA A ALAN MOORE SOBRE DRÁCULA

Publicada por Harris Comics en el especial “Vampirella / Drácula: The Centennial" (octubre de 1997). Traducida por Maese ABL
¿Cómo redefines un personaje que ha llegado a ser una leyenda; un personaje que es parte de nuestra cultura y del mito? ¿Cómo? Es simple, encárgaselo a Alan Moore.



Desde su debut en 1980, Alan ha cambiado la forma en la que vemos los cómics. Sus remarcables logros incluyen Watchmen, V de Vendetta, From Hell, así como también la posiblemente mejor historia de Superman jamás contada, “Qué le pasó al hombre del Mañana”



Alan nos habla de su visión de Drácula para el nuevo milenio:



Antes de que empecemos a hablar sobre tu historia, necesitamos contextualizar un poco al personaje. ¿Cuál piensas que es el encanto de Drácula o de los vampiros para nuestra cultura?

El encanto del vampiro para nuestra cultura viene de hace tiempo y es complejo. Podemos seguir la pista no sólo del vampiro, sino del campo entero de terror sobrenatural desde los poetas de ultratumba del siglo XVIII. Han estado dando protagonismo a las tumbas en el momento más o menos de la desintegración, donde los muertos tienen sólo una residencia temporal. En estas tumbas, el cuerpo sería primero enterrado y luego cuando la carne se ha descompuesto parcialmente, era desenterrado y los huesos separados.

Alrededor del siglo XVIII, parece que como cultura hemos sufrimos un número de cambios psicológicos en los que las pruebas de la muerte que llenaban la vida diaria fueron “barridos bajo la alfombra”; como cultura, ya no queríamos tener el olor de la muerte a nuestro alrededor, ya no queríamos ver más cuerpos ni huesos; empezamos a satanizarlo todo. Ya no quisimos sentirnos tan cómodos con la muerte como anteriormente lo habíamos hecho. Esto se debe quizás al desarrollo de la Edad de la Razón. El ataque a las nociones tradicionales de Dios y un más allá provocó que la gente perdiera la certeza de un cielo y así, la muerte dejó de ser ya un mero peldaño de piedra.

Sin embargo, la muerte ES una de las partes principales de la vida humana, y realmente no podemos suprimirla por completo. Después de los poetas de ultratumba vinieron los escritores góticos que le dieron la vuelta a todos los adornos de la muerte para convertirlos en una especie de “fantasía azucarada” en la que la gente podía deleitarse, desde la comodidad y seguridad de sus salones. De alguna forma, fue un intento de domesticar a la muerte – para quitar las pruebas reales de la muerte de nuestras vidas y sustituirlas por un desfile de demonios y diablos y monstruos... con los que pudiéramos disfrutar del placer de lo que le pasa a otro. De esa galería grotesca, el vampiro es obviamente uno de los más excitantes y atractivos. El vampiro no sólo está lleno de la fascinación morbosa que los muertos poseen, sino que es también increíblemente sexual. La idea de transferir fluidos corporales, sea sangre o de otra clase, es una idea sexual. El vampiro ha sido ampliamente retratado como una figura sexual que representa los elementos del sexo y de la muerte, y así se puede comprender el atractivo del vampiro.

¿En qué difiere Drácula de la mayoría de interpretaciones?

En mi propia historia, las motivaciones de Drácula llegan a ser crípticas. No estamos completamente seguros de qué es. Su motivación en la historia tradicional es simplemente buscar sangre fresca, pero ahora hay otra posible agenda en juego. Es un Drácula con conocimiento y muy consciente –de sí mismo y de su ficción. Lo que hace esta nueva interpretación tan aterradora es que no sabemos qué está pasando – ya no está domesticado por las leyes y la lógica que conocíamos y entendíamos. Mi versión es consciente esas otras representaciones pasadas; es consciente de toda la historia mediática de Drácula. Mi versión existe en un mundo donde los libros y películas de Drácula también existen. De alguna manera, eso lo convierte en un concepto extraño, porque lleva todo el tema a la borrosa línea entre realidad y ficción. De alguna manera, le da al concepto básico el giro suficiente para hacerlo fresco de nuevo. El principal problema de los vampiros es que ha llegado a ser un esquema tan repetitivo, lleno de clichés tales como los ojos rojos, los colmillos, el murciélago de goma cogido en una cuerdecita... que lo que yo he intentado es hacer un Drácula muy poco familiar. Lo he sacado del castillo gótico y lo he contextualizado en un perturbador concepto moderno. El efecto que persigo es renovar la gastada paleta vampírica del lector.

¿Cómo se te ocurrió esta aproximación?

Cuando contactasteis conmigo para escribir sobre Drácula, pasé un tiempo pensando en lo que el personaje significó para mí la primera vez que lo leí, e intenté conectarlo con la impresión inicial. Al mismo tiempo, empecé a pensar lógicamente en lo que Drácula se había convertido en estos años intermedios y traté de descubrir lo que yo sentía que tenía de equivocado.

Una de las cosas sobre los vampiros y Drácula es que las historias de vampiros han llegado a ser un simple ejercicio de lógica mecánica. Todos sabemos lo que hay que saber sobre los vampiros: Están atados por leyes más físicas que los seres humanos. No pueden caminar a la luz del día y el agua bendita, las cruces, los espejos y el ajo los repelen. Sabiendo esto, la historia de vampiros llega a ser un ejercicio mecánico. La historia empieza con un vampiro en libertad, los personajes encuentran su castillo y entran en él a la luz del día, entonces escapan por un pelo, logran abrir su ataúd justo cuando el sol se está poniendo y le clavan una estaca en el corazón. Fin de la historia.

Al haberse acumulado toda esta tradición, las historias pierden la frescura sobrenatural del original – lo que los lectores del Stoker terrorífico deben haber experimentado con la llegada de su concepto nuevo. Yo he tratado de restablecer algo de esa frescura sobrenatural de lo extraño, haciendo esto más un tipo de concepto poco familiar.

En lo que yo llamaría un informe realista de los sobrenatural, tenemos la sensación predominante de que nadie tiene la menor idea de lo que está pasando. Es completamente insondable y se volverá insondable. Lo sobrenatural no aporta una sensación genuina junto al resto de la realidad y eso es por lo que es tan aterrador.


Se valora claramente el estilo de un artista cuando te aproximas a una historia. ¿Cómo afectó la elección de Gary Frank & Cam Smith a tu visión de la historia de Drácula?

Yo esperaba algo muy claro y moderno de Gary, que es muy atractivo, pero no necesariamente algo de las imágenes tradicionales de Drácula en las que yo habría pensado en un principio. Pensé, bueno, vamos a situar esta historia en un implacable mundo moderno y veamos qué ocurre. Vamos a hacer esta historia clara y moderna, sin todas esas telarañas y tumbas sin sentido de Transilvania. Al librarnos de todos esos adornos de la floritura gótica de los sudarios y las sombras, el horror llega a ser más aterrador. Un lector que no sabe lo qué esperar se inquieta más. Eso es de lo que va el miedo genuinamente – lo incierto, lo inesperado.

Habiendo leído tu guión para esta historia, y también por tu reputación, se dice que tienes los guiones más detallados e intensos de la industria. ¿Cómo es tu proceso físico para ponerte a escribir una historia?

La primera cosa que hago es descubrir a los personajes que tengo para la historia, y ENTONCES hacerlos encajar en el argumento que tengo en mente. Luego intento trazar a grandes rasgos las páginas que cada parte del argumento ocupará. A continuación, divido cada página individual en viñetas y dibujo garabatos totalmente indescifrables (entendidos sólo por mí) que representan a las figuras y sus acciones. Una vez que logro planear la historia, vuelvo y añado el diálogo. La etapa final consiste simplemente en discutirlo a fondo.


¿En el proceso físico de escribir, las ideas llegan hacia ti?

Es un proceso muy sencillo, pero a menudo durante el trabajo en una historia saltan pequeñas “chispas” extra que se añaden al contenido de la historia. Tienes que estar abierto a las ideas. En la historia de Drácula, hay una parte en la que pongo a Jack a hablar de las coincidencias de los nombres de los personajes de Drácula con su propia situación – incluso señalando que Mia, el nombre de su esposa, se parecía mucho a Mina (el nombre de la esposa de Jonathan Harker en la novela). Más tarde, en la narración hago que Jack se refiera a su esposa como Mina. En realidad, cometí un error mientras mecanografiaba el diálogo. Llegué hasta el final del desarrollo del diálogo y me di cuenta de que había un error, pero entonces pensé que sería mucho más fresco si él fuera el que cometiera el error en vez de yo. De modo que puse una línea en la que decía: “¿He dicho Mina?”. Me gusta probar e introducir estas pequeñas chispas que surgen. No obstante, aunque no ocurran, ha de ser una buena historia.

¿Qué te atrajo de escribir cómics?

Era un área donde yo sentía que podía aportar algo. En 1980, cuando yo comencé en este campo, había muy pocos escritores buenos de verdad – el arte era el principal atractivo de los cómics. Por ese tiempo, los artistas habían progresado mucho más que los escritores, y había espacio para dar algunos saltos de mejora. La otra razón de que yo estuviera interesado en los cómics era debida puramente al hecho de que los cómics combinan dos formas primarias de lenguaje – la palabra y la imagen. No hay nada tan perfecto como la forma exacta en que los cómics combinan la palabra y la imagen. Esa perspicacia es tema central en mi trabajo.

¿Tus influencias?

Muy, muy amplias en términos de literatura. He sido muy influenciado por William Burroughs, no tanto por su estilo de escritura como por su pensamiento, por su aproximación al trabajo. En términos de música, tengo muchas influencias de Brian Eno. De nuevo, no tanto la manera en que toca sino la manera en que piensa que está tocando. Probablemente, cada cosa que he leído alguna vez, para bien o para mal, ha tenido alguna clase de influencia, y no se deberían minusvalorar las influencias negativas. Por ejemplo, una de las formas en que me vinieron mis ideas para escribir sobre el género superheroico fue leer a mucha gente que hacía superhéroes mal. Me permitió ver las cosas con una nueva visión, tan lejos como estaba preocupado.

Fuiste el primer escritor superestrella. ¿Cómo afectó esta notoriedad a tu trabajo?

La relación entre yo mismo y la obra que estoy escribiendo es lo único sagrado. Después de eso, el proceso está fuera de mi alcance. Yo sólo estoy interesado en el trabajo. No puedes pensar en la forma en que un crítico piensa; y yo no puedo pensar en mi público así. Con todo lo que yo adoro a mi público, de verdad que no puedo pensar en ellos así, porque si lo hago e intento adivinar lo que querían, yo no estaría haciendo mi trabajo. No estoy aquí para darle al público lo que quiere, estoy aquí para darle al público lo que yo pienso que necesita, lo que es una cosa completamente diferente.


COMPLEMENTO: Historia en español EL NUEVO EUROPEO - THE NEW EUROPEAN

https://embryoamoore.blogspot.com.es/2017/09/el-nuevo-europeo-new-european.html

4 may. 2017

MAXWELL EL GATO MÁGICO. Entregas 86 a 90

Publicado en el periódico Northants Post. Por Jill de Ray (Alan Moore). Traducción y maquetación por Maese ABL


11 de abril de 1981
18 de abril de 1981
25 de abril de 1981
2 de mayo de 1981
9 de mayo de 1981

1 mar. 2017

MAXWELL EL GATO MÁGICO. Entregas 81 a 85

Publicado en el periódico Northants Post. Por Jill de Ray (Alan Moore). Traducción y maquetación por Maese ABL


7 de marzo de 1981
14 de marzo de 1981
21 de marzo de 1981
28 de marzo de 1981
4 de abril de 1981

9 dic. 2016

MAXWELL EL GATO MÁGICO. Entregas 76 a 80

Publicado en el periódico Northants Post. Por Jill de Ray (Alan Moore). Traducción y maquetación por Maese ABL


31 de enero de 1981
7 de febrero de 1981
14 de febrero de 1981
21 de febrero de 1981
28 de febrero de 1981

14 nov. 2016

MAXWELL EL GATO MÁGICO. Entregas 71 a 75

Publicado en el periódico Northants Post. Por Jill de Ray (Alan Moore). Traducción y maquetación por Maese ABL


27 de diciembre de 1980
3 de enero de 1981
10 de enero de 1981
17 de enero de 1981
24 de enero de 1981

28 sept. 2016

MAXWELL EL GATO MÁGICO. Entregas 66 a 70

Publicado en el periódico Northants Post. Por Jill de Ray (Alan Moore). Traducción y maquetación por Maese ABL


22 de noviembre de 1980
29 de noviembre de 1980
6 de diciembre de 1980
13 de diciembre de 1980
20 de diciembre de 1980